Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

visita-bendodo_150El presidente de la Diputación Provincial de Málaga, Elías Bendodo, y el diputado de Medio Ambiente, Juan Jesús Bernal, visitaron el pasado miércoles 5 de octubre Sierra de Yeguas, donde fueron recibidos por el alcalde, Miguel Ángel Sánchez y la concejala de Hacienda, Pilar Trujillo. 

En su visita, en la que han tratado distintos temas de interés para el municipio, se han acordado tres medidas para solucionar la potabilización del agua de Sierra de Yeguas, -que desde el pasado 11 de septiembre no es apta para el consumo debido a los altos niveles de nitratos en el agua que han llevado a Sanidad a decretarla como no apta-. Estas medidas tendrán un coste global de 86.000 euros, que serán aportados por la Diputación. 

Tras la reunión de las autoridades provinciales y locales, el presidente de la Diputación, ha destacado que entre las medidas que se acometerán con “vía de urgencia”, están la de conectar la canalización de agua de la parte sur de la provincia de Sevilla con el municipio, una medida pendiente de contar con la aprobación de la Agencia Andaluza del Agua tras las reuniones mantenidas entre las dos administraciones y que supondrá un importe de 4.000 euros. De esta manera, se procederá a mezclar ambos líquidos y el resultado obtenido sería apto para el consumo. 

Al mismo tiempo, los técnicos del Área de Medio Ambiente de la institución supramunicipal ya están trabajando en la segunda medida propuesta, que estriba en la reparación de la planta de electrificación y que supondrá un coste de 67.000 euros financiados por la Diputación. 

Por último, como tercera medida, se acometerá el arreglo de las membranas superiores de la planta potabilizadora (o descalcificadora), con un coste de 15.000 euros, que permitirá el normal funcionamiento de la planta. 

Por tanto, según Bendodo, “con las medidas puestas en marcha en pocos días el municipio contará con suministro de agua potable y se volverá a la normalidad”. 

El alcalde, Miguel Ángel Sánchez, se ha mostrado satisfecho porque de esta manera se dará una “pronta solución a los problemas del agua que lleva teniendo el pueblo desde hace dos años”. Además asegura que desde que el equipo de gobierno tomó posesión de su cargo han estado trabajando en el proyecto de electrificación de la planta potabilizadora de ósmosis inversa, paralizado desde junio de 2010.