Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 
El colegio Santísima Trinidad de Sierra de Yeguas no abrió ayer sus puertas. En su interior no había niños ni profesores, pero tampoco mesas, sillas o pizarras. Precisamente, la falta de mobiliario en el Centro de Educación Infantil y Primaria, en el que reciben clases más de 300 niños, es lo que ha provocado que el colegio permaneciese ayer cerrado.
El pasado curso escolar el recinto se sometió a una reforma integral tras las protestas de la Asociación de Madres y Padres (Ampa), construyéndose un nuevo módulo por 2,2 millones de euros. La actuación ha supuesto la retirada de seis aulas prefabricadas y la promesa de que este curso las clases comenzarían el lunes, pero no fue así. El presidente del Ampa, José María Mancheño, explicó que el domingo le llamó el director del centro para decirle que los muebles aún no habían llegado, por lo que teme que la situación se prolongue.
Desde la Delegación de Educación explicaron que ha habido un retraso en la distribución de los muebles por parte de la concesionaria y que en dos días el centro funcionará con normalidad. Una situación que también se produjo en una docena de centros de Estepona, Marbella, Rincón de la Victoria, Arroyo de la Miel y Teatinos
Fuente: C. MARTÍN / M. MARTÍNEZ