«Ya me dijeron hace tiempo que no iban a hacer nada para mejorar la red porque yo había denegado el permiso a un parque eólico que iba, en un principio, a hacer esas mejoras», argumentó el alcalde, quien está planteándose denunciar esta situación en los juzgados. Por lo pronto, junto al alcalde de Almargen, Vicente Jiménez (PSOE), va a pedir una reunión con la Delegación de Innovación para tratar de encontrar una solución a esta problemática que no se ha arreglado ni con los 250.000 euros que invirtió el Consistorio recientemente en la red.

Además, va a realizar una encuesta vecinal para cifrar las pérdidas que ha ocasionado en los comercios el apagón.

El alcalde de Campillos, el también socialista Jesús Galeote, parece tener la solución. Su municipio en vez de apagones continuados sufre bajadas de tensión que no se solucionarán hasta que se haga una subestación eléctrica, por lo que el regidor propuso la semana pasada a la compañía Endesa la firma de un convenio entre ella, las empresas promotoras de parques eólicos y los ayuntamientos que integran el Consorcio Guadalteba para beneficiarse de un porcentaje de la energía eléctrica que estos aerogeneradores generarán en la zona. Por lo pronto, tan sólo en Campillos se han dado cuatro licencias de 177 Megavatios en total y las obras están en algunos parques tan avanzadas que incluso uno de ellos podría ponerse en marcha antes de principios del próximo año.

Noticia original Diario Sur.